Tom Kenyon
Español Archivos

La Dualidad y la Fuerza Una y Trina

Un Mensaje Planetario de los Hathors A Través de Tom Kenyon

Ustedes viven en un universo dual. Esta es su naturaleza misma. Se manifiesta como el principio de los opuestos, en cuanto las fuerzas tienden a tener reacciones iguales y opuestas. Esto se aplica a la física de su universo y a la naturaleza misma de la consciencia dualista de por sí.

Esta naturaleza dual de su universo está siendo afectada por la Aceleración del Tiempo que están atravesando. Un resultado de esto es el aumento de la dualidad o polarización de la consciencia humana.

Los conflictos polarizados entre naciones, comunidades, religiones y personas irán en aumento. Esta desdichada situación es de esperarse, a medida que aumente la energía planetaria y galáctica.

Nuestro mensaje ofrece una estrategia para atravesar las dificultades de este aumento de polarización. De hecho, puede que ustedes ya hayan descubierto en algunos de sus ámbitos sociales un a especie de hostilidad y de visiones polarizadas de las situaciones.

La estrategia que sugerimos se llama la Fuerza Una y Trina.

Es un atributo de la maestría espiritual y les permitirá atravesar la polarización con mayor eficiencia y posibilidad de manifestar lo que desean, en lugar de quedar “atrapados” en dramas de conflicto y polarización.

El principio es simple. Como seres humanos, ustedes tienden a sentirse atraídos hacia las personas o situaciones, o bien sienten rechazo.  Esta tendencia a caer en la atracción o en la repulsión es, en general, un acto inconsciente.

Pueden encontrarse con alguien y sentirse atraídos, y la profundidad o intensidad de esa atracción puede hacer que ustedes eliminen cualquier otra información sobre la persona. Así mismo, cuando se presentan situaciones en su entorno, ya sea de orden social, político o religioso, pueden igualmente encontrarse atraídos hacia tales situaciones sin otra información que los ayude a determinar si la situación es “correcta” para ustedes o no.

Lo mismo sucede con la repulsión. Pueden encontrarse rechazando a alguien o a una situación, se identifican con esa repulsión y por lo tanto eliminan toda otra información que pudiera ser de utilidad.

La Fuerza Una y Trina

Si imaginan un triángulo, y en el ángulo izquierdo del mismo estuviera la atracción y sobre el lado derecho del triángulo estuviera la repulsión, en el punto por encima de estos dos extremos estará la Fuerza Una y Trina.

Esta es una perspectiva mental que tiene atributos espirituales. Les permite flotar por encima de la situación y verla desde perspectivas múltiples.

Si, por ejemplo, sienten atracción por una persona y se rinden ante esa atracción sin permitirse acceder a señales e informaciones sobre esa persona, entonces se habrán colocado en una posición precaria.

Pero si no se identifican con la atracción, “flotarán” hacia la Fuerza Una y Trina y estarán libres para observar las conductas que puedan señalar lo inapropiado o peligroso en la naturaleza de una relación con esa persona.

De mismo modo, si sienten rechazo por una persona o situación, la Fuerza Una y Trina les permite “flotar por encima” y no identificarse con el rechazo; mientras están no-identificados, están libres para ver otros niveles involucrados.  Podría ser que esta persona o situación sea tóxica para ustedes, o podría suceder que esta persona o situación obre como espejo reflejando hacia ustedes algo que no les gusta de sí mismos.

Al suspender momentáneamente su identificación con ambas, atracción y repulsión, ustedes podrán ver más claramente y acceder a la información sobre esa persona o situación desde una perspectiva expandida.

El conocimiento es poder, y la Fuerza Una y Trina les da acceso a los poderes innatos de la claridad. De modo que nuestra sugerencia para esta época de polarización humana en aumento y Aceleración del Tiempo, es observarse a sí mismos. Cuando caigan en la atracción, hagan un momento de pausa. Córranse de su identificación con esa atracción.  Floten por encima de ella, por así decir, y accedan a la Fuerza Una y Trina. Al hacer esto entrarán en la relación, sea con una persona o con una situación, con los ojos bien abiertos.

Si sienten rechazo por una persona o situación, hagan un momento de pausa para dejar de identificarse con el desagrado por esa persona o situación. Floten por encima de la situación o persona, por así decir, y accedan a la Fuerza Una y Trina para ver con mayor profundidad – para sentir con mayor claridad – si esta persona o situación es tóxica, o si es un espejo de algo de sí mismos que necesitan transformar.

A medida que profundizan en la fase de polarización de la ascensión planetaria, la Fuerza Una y Trina puede ser de gran ayuda para pasar por este período difícil de conflicto personal, interpersonal y colectivo en aumento.

Los Hathors
1º de Julio de 2012

Pensamientos y Observaciones de Tom

La percepción es ciertamente relativa según quien percibe. Esta relatividad de la percepción no puede ser más evidente, creo, que en nuestras relaciones mutuas.

Más aún, hace rato que observo (digamos, varios meses) que la polarización en las relaciones humanas va en aumento.

Siempre ha habido diferencia de opiniones, por supuesto. Los conflictos entre personas y naciones no son nada nuevo. La historia está plagada de incidentes de encuentros desastrosos y ruinosos, tanto entre los individuos como entre religiones y culturas.

Pero aquí los Hathors se refieren a un aumento en la polarización de las percepciones y creencias entre individuos.

Opinan que este aumento perturbador en la polarización es resultado de las energías que todos estamos atravesando (esto es, los cambios en nuestro sol, así como los pulsos de evolución acelerada desde el Sol Central de nuestra galaxia y desde el espacio profundo) y del hecho de estar sufriendo los efectos extremos de la Aceleración del Tiempo.

Al final de la sesión, Judi les preguntó cuánto tiempo pensaban que duraría este período de polarización en aumento. Su respuesta fue que era difícil determinar las coordinadas de tiempo precisas, pero que les parecía que esta polarización extrema de la percepción humana seguiría por al menos dieciocho meses o tal vez dos años, si no más.  Incluso esperaban que la intensidad de la polarización aumentara, en lugar de disminuir durante ese período.  Judi les preguntó también sobre lo extraño de la experiencia de polarización e inquirió si tenían alguna otra explicación para ofrecer. Dijeron que, en parte, la dificultad que experimentamos los humanos es que la intensidad de las energías planetarias y galácticas es tan extrema que a menudo el proceso cognitivo entra en corto circuito. Como resultado, las personas se pueden volver más erráticas e irracionales que lo que es habitual.

Si sus percepciones y predicciones son correctas, parecería prudente encontrar alguna forma  magistral de atravesar semejante período de discordia interpersonal, cultural y religiosa en aumento.

La Fuerza Una y Trina

Opino que la idea de la Fuerza Una y Trina es la simplicidad Hathoriana en su mejor expresión.

Si ustedes tienden a imaginar las cosas visualmente, piensen en un triángulo. Pongan la fuerza de atracción en el ángulo izquierdo y la de repulsión en el derecho.  La punta del triángulo que está por encima de las dos esquinas es la perspectiva de la Fuerza Una y Trina. Desde esta perspectiva podemos mirar hacia abajo y ver o sentir las cosas que no veríamos ni sentiríamos cuando quedamos atrapados en los tironeos de atracción y repulsión.

El triángulo es, por supuesto, una metáfora. Lo que uno está realmente haciendo es elevar la consciencia de manera de no permanecer fascinado por la fuerza de atracción ni la de repulsión. Desde este estado de no-identificación con ninguna de las dos (atracción ni repulsión), se puede sentir mejor la información que pueda ser útil para nuestro proceso de toma de decisiones.

Se requiere un cambio en nuestro proceso de pensamiento para poder acceder a la Fuerza Una y Trina, y ese cambio es sencillamente apartarse de la auto-identificación.

En lugar de precipitarse y hacer la cosa humana normal, o sea identificarse con nuestras atracciones y repulsiones, intervenimos temporariamente en nuestras respuestas automáticas con el propósito de obtener información valiosa.

La clase de información a que podemos acceder cuando estamos en un estado de no-identificación es cualitativamente diferente de la clase de información a la que accedemos cuando estamos atrapados en la intensidad del momento.

Además de parar el proceso de auto-identificación, los Hathors sugieren que cambiemos la perspectiva espacial en un paso más hacia el acceso a la Fuerza Una y Trina.

 “Cuando caigan en la atracción, hagan un momento de pausa. Córranse de su identificación con esa atracción.  Floten por encima de ella, por así decir, y accedan a la Fuerza Una y Trina. Al hacer esto entrarán en la relación, sea con una persona o con una situación, con los ojos bien abiertos.

Si sienten rechazo por una persona o situación, hagan un momento de pausa para dejar de identificarse con el desagrado por esa persona o situación. Floten por encima de la situación o persona, por así decir, y accedan a la Fuerza Una y Trina para ver con mayor profundidad – para sentir con mayor claridad – si esta persona o situación es tóxica, o si es un espejo de algo de sí mismos que necesitan transformar”.

Si ustedes han desarrollado capacidades espaciales, podrán imaginarse flotando por encima de la situación o de la interacción, y se verán a sí mismos en situación de atracción o  rechazo.  Esta separación espacial del rol de  “observador” con respecto al de rol del “que responde” puede ser muy útil para suspender este patrón de identificarse con las respuestas (atracción o rechazo). Pero si no tienen esta capacidad espacial, les puede resultar difícil hacerlo.

Si no consiguen “flotar por encima de la situación o persona” a la que están respondiendo, no se preocupen. La acción primaria que se requiere para acceder a la Fuerza Una y Trina es simplemente parar el propio proceso de identificación, de modo que puedan sentir los nuevos tipos de información sobre la situación o persona.

Ser humanos conlleva sentir atracciones y rechazos. Es simplemente parte de la ecuación humano-mamífera.  Todos los animales tienen respuesta biológica innata hacia algo (atracción) o alejándose de algo (repulsión). Los Hathors no están sugiriendo que eliminemos este tipo de respuesta biológica. Sólo están diciendo que cuando suspendemos temporariamente nuestra auto-identificación con esas respuestas,  se abren puertas en la consciencia (metafóricamente). Nuevo entendimiento, nuevas comprensiones, se nos vuelven accesibles y con ese conocimiento podemos crear y co-crear con mayor maestría.

En cambio, si quedamos atrapados en la excitación de la atracción o el miedo del rechazo, a menudo no logramos ver o sentir las “banderas rojas” u otras informaciones cruciales sobre la persona o la situación.

¿Cuántas relaciones y/o situaciones “negativas” podríamos haber evitado si hubiéramos podido “ver” esas cosas para las que estuvimos cegados en el momento de la atracción intensa (o en algunos casos, el rechazo)?

Creo que se requiere una disciplina personal para usar este método. Es preciso evitar la intoxicación emocional que sucede cuando estamos verdaderamente atrapados en una atracción o un rechazo fuerte.

Como sucede en muchos aspectos de nuestras vidas emocionales, es más fácil decirlo que hacerlo.

Pero creo que bien vale hacer el esfuerzo de la disciplina emocional. Al menos nos conduce a una comprensión psicológica más profunda, cosa que es muy buena.

Hay algo más, sin embargo: acceder a la Fuerza Una y Trina puede ayudarnos como creadores y co-creadores, al darnos acceso a niveles más elevados de información respecto a con quién estamos planeando co-crear. (N. de T.: en inglés, la sintaxis original es “quién estamos planeando crear con.”)

Terminé la última frase con una preposición, debo decir, a propósito.  Las preposiciones establecen relaciones entre las palabras, así como las fuerzas de atracción o rechazo establecen relaciones entre las personas.  En tanto algunos gramáticos no creen  correcto terminar una frase con una preposición, otros señalan que a veces es necesario.  Como a muchos amantes del idioma, me parece que la regla sobre preposiciones es en realidad un mito. Algunos mitos mueren muy lentamente. En este sentido, el mito de la preposición ha sido tenaz, preservado por el dogma de los gramáticos inflexibles.

Este comentario mío no tiene tanto que ver con la gramática como con la sintaxis de nuestras vidas. Con esto de “sintaxis de nuestras vidas” me refiero al orden y a las relaciones entre nuestras experiencias – según nosotros las vemos. Cuando la sintaxis (el orden) se altera en una frase, o en nuestras vidas, puede ocurrir una apertura en la percepción y a través de esa apertura pueden nacer a la luz nuevos significados y nuevos mundos de percepción.

Muchos de nosotros hemos estado cautivos de otro mito – el mito de que no podemos y no debiéramos crear (o re-crear) nuestras vidas de la forma en desearíamos que fuesen.

En este contexto, la Fuerza Una y Trina es fundamentalmente un método de alterar la sintaxis (orden) de nuestra percepción así como de nuestras vidas mentales/emocionales.  A través de la apertura (o portal) que aparece cuando se altera esa sintaxis, somos más capaces de vislumbrar nuevas posibilidades.

 Tom Kenyon

 

 

© 2012 Tom Kenyon  Reservados todos los derechos.   www.tomkenyon.com

Se puede copiar y distribuir este mensaje por cualquier medio que se desee a condición de no cobrar por él, no alterarlo de ningún modo, dar crédito al autor e incluir esta nota de copyright completa.

Si desea recibir futuros mensajes Planetarios de los Hathors, visite la página web (www.tomkenyon.com) y dé click en Contact. Siga las indicaciones para agregar su nombre a nuestra lista de distribución Hathor, o para las actualizaciones del Calendario de Tom, o ambos. No compartimos esta información de e-mails con nadie. Usted recibe este mail porque lo ha elegido en el sitio web o ha pedido que lo agreguen a la lista por un mensaje de mail o en un taller.