Tom Kenyon
Español Archivos

Trasciende y Transforma tu Mundo

A través de Tom Kenyon | el 14 de noviembre 2007
Traducción: Ana de la Macorra

Queremos platicar con ustedes acerca de la etapa de transición tan peligrosa por la que están atravesando. Ésta se extiende a lo que resta del año y también a todo el 2008.

Mucho de lo que les hemos comunicado en el pasado ya se ha hecho realidad y, todavía aún, vienen más cambios en la Tierra, alteraciones climáticas, desestabilización geopolítica y amenazas al ecosistema que se irán presentando en los años por venir.

En una de las anteriores pláticas que tuvimos les hablamos de la probabilidad de que la economía de los Estados Unidos sufriera una caída. Esto lo dijimos hace dos años e indicamos que el mes de noviembre de 2007 sería la última ventana por la cual esto se vería pasar y ciertamente, como ya se ha visto, está pasando. Sin embargo, lo que hoy les queremos comunicar es que en este momento, la situación está mucho peor de lo que se permite saber; de tal manera que harían muy bien en prepararse a pasar por tiempos muy difíciles en cuanto a sus finanzas.

Pero este no es el peligro del que queremos hablar. Más bien, el pasaje peligroso al que nos referimos, le habla a tu vida emocional, a la vida que hay en tu corazón y a tu espíritu, ya que sin duda alguna, los eventos que se irán presentando durante los próximos años van a sacudir emocionalmente a aquellas personas de corazón sensible y que sueñan con un mundo mejor.

En nuestra última comunicación garantizamos que (de alguna manera) la permanencia de la humanidad es ya un hecho. Esto (la sobre vivencia de vida humana en la Tierra) no era garantía antes del verano del 2007, pero a través del esfuerzo de muchos seres, el peso en la balanza ha cambiado. Desafortunadamente, esto no quiere decir que puedas escapar de la purificación espiritual que tu planeta ya atraviesa ni a los retos difíciles por los que pasarán tus instituciones, así como tus suposiciones culturales y tus economías. Todo esto se construyó sobre arenas movedizas y los vientos del futuro están ya encima.

Vamos a dividir nuestros comentarios en dos áreas: trascendencia y transformación. Cuando la fase caótica de la re-creación empieza –la cual es la fase en la que ya se encuentran ahora— todas la estructuras que se edificaron en el pasado son cuestionadas. Los destinos de la gente, basados en expectativas de resultados fijos, se disuelven. Es un tiempo de inmensa confusión en el que surgen emociones primarias como miedo y hostilidad. Existen diversas fuerzas trabajando al respecto y queremos ponerlas sobre la mesa.

Parte de esta fase tan caótica simplemente tiene que ver con el cambio de una dimensión de consciencia a la otra. Así como la Tierra y la humanidad se mueven de la 4ª dimensión de consciencia a la 5ª. dimensión de consciencia –lo cual está fuera de los límites que colectivamente se han percibido como tiempo y espacio—hay mucha tensión entre el viejo mundo y el nuevo mundo que se presenta. Tú estás en medio de todo esto.

Mientras más y más gente experimenta cambios de paradigmas motivados por saltos repentinos en su comprensión de lo espiritual, el viejo mundo va perdiendo fuerza. Por otro lado, el nuevo mundo y sus nuevas propuestas de cultura, política y economía, todavía no florece, de tal suerte que te encuentras en una especie de “lugar de nadie” en el cual las viejas maneras ya no sirven pero las nuevas aún no encuentran expresión en la vida práctica. Así que ésta es una de las razones por las que, en este cambio dimensional, estás experimentando contrariedades.

Pero también está en juego otro elemento insidioso. Existen fuertes intereses que quieren seguir dominando y controlando todo para que el viejo mundo siga vigente y están utilizando todos los medios a su disposición para perpetuarlo.

El tipo de control del que hablamos es tan dominante y es tan parte del tejido de tu sociedad que con frecuencia se pasa por alto y no se nota –es precisamente, lo que quieren y por lo que trabajan aquellos que desean controlarte. No es una persona o grupo de personas los responsables de este control. Esto viene de muchas direcciones y fuentes. Se genera desde fuentes de las que nunca sospecharías incluyendo instituciones religiosas, políticas y financieras. Pero los intentos de controlarte no se limitan sólo a esto, la mayoría de los elementos que manipulan tu mundo, también llegan desde invasiones ínterdimensionales e intergalácticas.

Pero, a pesar de dónde provengan las intrusiones, todos los que están tratando de controlar tu destino en favor de sus propios fines egoístas, tienen los días contados. El cambio de consciencia de 4ª dimensión a la nueva consciencia de 5ª dimensión no puede ser bloqueada así como tampoco se puede evitar el amanecer de un nuevo día. La evolución de la consciencia en tu Tierra y de la Tierra misma, está en medio de una dinámica de transformación y tu participación es parte fundamental en ello.

Sin embargo, nuestro deseo es que comprendas que la transición de tu realidad actual en 4ª dimensión a la 5ª dimensión (y más) no será una transición nada fácil. Debido al caos intrínseco que ocurre cuando hay un cambio dimensional y a la intromisión en tu mundo de poderes terrestres, así como de inteligencias interdimensionales e inteligencias intergalácticas, el paso por esta transición será muy difícil.

Esto no significa que no puedas, con tus acciones, comprometerte a disminuir los eventos negativos de tu futuro. Significa que es improbable que la transición colectiva a dimensiones más altas sea una empresa fácil.

Siempre hemos evitado dar información de contenido alarmista, pero también necesitamos ser directos y honestos en nuestra evaluación.

Como ya lo hemos indicado, el resto del presente año y todo el 2008, marcan tanto la intensificación del cambio dimensional como el incremento en la manipulación e intentos por controlar el planeta. Estos eventos paralelos –el cambio para arriba hacia el preludio de la realidad de la 5ª dimensión (usando una metáfora: hacia el vestíbulo de una consciencia más elevada en el planeta) y los intentos, en el mundo entero, de controlar y encerrar el espíritu de la humanidad, se equiparan a una guerra de estire y afloje. De hecho, esta guerra por el espíritu humano ya ha comenzado.

No es mucho lo que una sola persona podría hacer para mitigar el destino colectivo de la humanidad. Pero desinvolucrándote de la mente colectiva que hipnotiza al mundo entero, sí tendrás la posibilidad de influir de diferentes maneras sobre tu propio destino.

Para poder lograr esto, necesitas encontrar la manera de trascender tus propias limitaciones, es decir, ir más allá de las limitaciones de tu pensamiento, ya que éstas han sido impuestas tanto por tus instituciones, como por tus gobiernos y religiones. Tienes que inventar nuevas actitudes que trasciendan los mensajes de miedo y terror las cuales han sido proyectadas en la conciencia humana a través de los eventos que se han presentado ante ti y que han sido orquestados por manipuladores invisibles. Si vas a sobrevivir a este periodo, tendrás que trascender lo que va sucediendo, o lo que parece que va sucediendo, a tu alrededor. Tienes que encontrar tu propio centro espiritual.

No hay ninguna magia para hacer esto. Cada quien tiene varios caminos que sirven de guía para encontrar el punto exacto de quietud de tu propia consciencia, para darte cuenta de tu divinidad y, desde ahí, más fácilmente podrás desapegarte de los eventos que vayan pasando en tu entorno. Vas a aprender a trascender tu mundo. Alguna vez uno de tus grandes maestros espirituales dijo: “Está en el mundo pero no formes parte del mundo.” Este es un muy buen consejo para los tiempos que vienen y que ya están presentes en ti.

Ahora, para la trascendencia de este mundo, no es suficiente el simple hecho de desapegarte de lo que pasa. También tienes que transformar el mundo, y con esto no hablamos del gran mundo, ya que ese está más allá de tu capacidad de ejercer efecto alguno. Nos referimos al mundo que está a tu alrededor, a tu comunidad de amigos, a tu gente querida y a la tierra que está de hecho, justo ahí, bajo tus pies. Este es el mundo del que hablamos y este es el mundo que debes transformar, aunque más allá, el gran mundo, parezca que se deteriora y desbarata por todos lados. Llevar esto a cabo requiere de una gran maestría espiritual. No decimos que sea o que vaya a ser fácil, lo que decimos es que es absolutamente imperativo que trasciendas y transformes tu mundo ya, llevar a cabo ambas cosas al mismo tiempo –simultáneamente—para poder cruzar por el agujerito de la aguja.

Así que, si te descubres con algún tipo de desánimo por el estado en el que se encuentre el mundo, nuestra recomendación es que trasciendas esta especie de auto-compasión, que trasciendas, que vayas más allá de la manipulación y de la sensación de aislamiento que se proyecta en ti, que trasciendas la forma cuadrada de pensamiento grupal. Lo que te proponemos es un asunto algo difícil porque tienes que ser tú quien descubra tu propio camino hacia la alegría de tu corazón, aún en medio del sufrimiento que pueda haber a tu alrededor. En los años por venir habrán momentos en que los individuos espiritualmente sensibles, sentirán el deseo de rendirse. Este es justo el momento de re-inspirarte, y la manera como lo hagas, depende de ti, aunque te tenemos algunas sugerencias.

Centra tu atención en el mundo que te rodea; es decir, lejos de ti y tus problemas. Ponla (tu atención) en la tierra que está bajo tus pies, en tu comunidad local, en tus amigos, en la gente desconocida que vive a tu alrededor, en tu gente amada. Descubre qué es lo que puedes hacer para que ese mundo, el que vives, sea un mejor lugar. Si te fijas, de hecho, las cosas por hacer son muy simples. Pueden implicar una sonrisa, una palabra de aliento, cederle el paso al automóvil que se va a cruzar frente al tuyo; podría ser darle comida a alguien con hambre; podría ser también apagar ese aparato que controla tu mente llamado televisión y jugar con los niños y niñas o con tus mascotas. Podría ser plantar un árbol. La lista de oportunidades que tienes para influir en mejorar tu mundo es interminable y es entonces que será posible re-conectarte con tu comunidad, aunque haya fuerzas manipuladoras que intenten destruir al mundo.

Es importante que entiendas que hay gran poder en lo simple. Es por ello que por lo general nuestros mensajes se basan en acuerdos simples. Como siempre, te sugerimos que cultives y practiques el “Holon of Balance” (Holon del Equilibrio). Para tener más información puedes ir a la dirección HYPERLINK “http://tomkenyon.com/the-holon-of-balance/” \t “_blank” http://tomkenyon.com/the-holon-of-balance/

También fomentamos a que vivas conscientemente en agradecimiento o en gratitud, ya que estos estados emocionales, al generar una armonía sutil, actuarán como tus protectores y te elevarán aún cuando el mundo se meta en una espiral hacia abajo.

Aduéñate de cada momento de tu vida, aunque la cultura o las economías estén pasando por tiempos difíciles. Encuentra el espacio que hay dentro de ti para soltar y trascender todo aquello que parece que está sucediendo a tu alrededor. Entonces, tal vez, podrás descubrir la más interesante de las experiencias. Podrás vislumbrar la broma cósmica y todo el asunto en tu planeta se te revelará como una interesante y divertida transición hacia un estado de consciencia más elevado.

Este sentimiento de diversión, solamente se percibe desde el ventajoso punto de vista que la consciencia en la 5ª dimensión o en dimensiones más elevadas nos da. No siempre es fácil ver el humor nato que tienen las situaciones del mundo al irse presentando en un universo de dualidades –especialmente cuando vives en su encierro. Por eso es que te animamos y fomentamos a que trasciendas tu mundo—el mundo como tú has creído que es— y que te internes en un más elevado octavo de consciencia. Un nuevo universo, lleno de posibilidades te espera.

Los Hathors
14 de noviembre de 2007 | Budapest, Hungría


 Copyright 2007 Tom Kenyon Todos los derechos reservados “http://www.tomkenyon.com” Tú puedes hacer y distribuir copias de este mensaje en cualquier medio de comunicación mientras no cobres nada, no alteres el contenido e incluyas el sello de copyright.